27 Abr

Tiempo de calidad con nuestros hijos

No es lo mismo pasar tiempo con nuestros hijos, que realmente “compartir” con ellos.
Dejar el celular, la computadora, las tareas de la casa para otro momento y realmente estar DISPONIBLES para nuestros hijos. Sentarnos en el piso a jugar con ellos, escuchar lo que hicieron en el día; contarles sobre nuestras actividades, cantar una canción, ver juntos el cuaderno del colegio, cocinar algo con ellos; jugar su juego, con sus reglas y no con las nuestras, dejar los “no” por unos minutos afuera, y mostrarnos flexibles y abiertos a entrar en su mundo.
Si queremos hijos sinceros, expresivos, que confíen en nosotros, debemos demostrarles cuánto nos importa estar con ellos; conocerlos, descubrirlos, aprender juntos todos los días. Debemos generar espacios de comunicación, de unión, expresar nuestras emociones y priorizar las suyas.
Estas son las condiciones para que se desarrolle la tan mencionada “autoestima”, y se forjen personalidades confiadas y seguras.
Si pudiéramos hacer esto, al menos un rato todos los días, cuántos menos chicos enojados, aburridos, agresivos, y solitarios habría.